Tecnología de ventilación

Mostrando 1–12 de 86 resultados

El grano es un producto vivo. Para conseguir la mayor vida útil posible, los dos parámetros de temperatura y humedad son escenciales .

A medida que el grano respira durante el almacenamiento, la humedad de la mercancía y la temperatura también aumentan. Esto va acompañado de una proliferación de microorganismos adheridos al grano. Para evitar que estos microorganismos crezcan, el objetivo es mantener ambos parámetros lo más bajos posible.

El reloj de almacenamiento proporciona una indicación de cuánto tiempo puede almacenarse el grano. Por ejemplo, el grano con un contenido de humedad del 14% y una temperatura de 10°C puede almacenarse durante más de 256 días. La cantidad de aire que debe introducirse en el almacén depende de lo que se quiera conseguir con el aire introducido. Los siguientes valores han demostrado su eficacia en la práctica: La temperatura del aire introducido debe ser aprox. 5 grados inferior a la temperatura del grano. La humedad del aire aspirado no debe superar el 65%.